sábado, 14 de agosto de 2010

El aullido: La Resurrección de la Mujer Salvaje, Clarissa Pinkola Estés

LA LOBA

El exceso de intelectualismo y racionalidad acaba por perder la parte instintiva de esta mujer salvaje.  La Loba en su naturaleza, es una buscadora de huesos. En la simbología arquetípica los huesos jamás desaparecen, son un elemento indestructible de la naturaleza. Es lo que sobrevive por años y milenios.

Es decir, en el alma de la mujer salvaje y la representación de la loba ese espíritu que está en los huesos del espíritu y de la vida interna. Apelar a su fuerza a lo indestructible es la condición de la mujer. Los huesos se mutilan, se carcomen y se llenan de escoria pero jamás desaparecen.  Así el alma se puede dañar se llena de cicatrices pero jamás desaparece ni se esfuma, se encuentra ahí, esperando que la llenes de fuerza y de vigor.

La mujer salvaje es el guardian del alma perderse de su presencia en la vida, es perder la esencia de la vida misma. 

En tiempos moderno esta mutilación se ofrece a las relaciones en pareja: no te comportes así, no hables de esa manera, comportate de otro modo. Relaciones controladores que denotan que tu fuerza de mujer salvaje se encuentra oculta y sin candor.  En Cecreto, encunetras todos los recursos para que recuperes tu fuerza y tu vigor.  Así la autora plantea varias preguntas cómo:

  • ¿Qué ha ocurrido con la voz de mi alma?
  • ¿Cuáles son los huesos enterrados en mi vida?
  • ¿Cuál es la relación como mi Yo instintivo?
  • ¿Cuándo fue la última vez que corrí libremente?
  • ¿Cómo conseguiré que la vida vuelva a cobrar vida?
  • ¿ A dónde se fue la loba?
Escibe un diario con éstas preguntas y contéstalas de manera honesta y podrás entrar en contacto con aquella fuerza olvidada de ti. 


Vivir en el desierto de esos huesos es tocar el corazón para salir airoso de ese lugar y recobrar la fuerza de tu mujer salvaje. 


El gran consejo de la autora es:  Ve a recoger tus propios huesos


Gracias por leerme, mi misión es la calidad de vida emocional, y cuando te des cuenta que puedes salir de ese lugar, seguro que puedes recuperar tu confianza en el amor.
Ana Giorgana
www.cecreto.com




Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform