Ana Giorgana

viernes, 7 de enero de 2011

Hoy de plano, no tuve ganas ni de ir de antro, cuenta Manuel en su historia...

Historias Reales de Personas Reales...
En este momento voy a transcribir una historia conmovedora de un joven de veintitres  años, que se encuentra muy deprimido y dañado con su relación con Renata. En este momento, Yo preparo algunos acontecimientos de mañana, pero él, Manuel, me conmueve con su historia, y me pide, que la publique a la brevedad. No se a qué se refiere con la premura, pero lo que si comprendo, es que Manuel, se encuentra en una situación dolorosa, y necesita, que alguien, un terapeuta, un alguien que escuche por lo menos hoy, su tan desgraciado amor.

Manuel ama a Renata sobre su propia vida, y ella siempre le ha correspondido, pero de un tiempo acá, las cosas han cambiado, Renata ha descubierto que es una mujer muy atractiva para otros hombres de su edad, más grandes que ellas o más pequeños. Esta situación le ha dado a Renata más seguridad y más ganas de ser una mujer atractiva. Manuel no puede tolerarlo. Él solo tiene pensamientos, sentimientos y acciones para ella, y por no decir otra cosa, ella también. La gran diferencia es que se conocieron muy adolescentes y su amor creció. Pero ella, Renata, a pesar de su amor, ha madurado más rápido que él en todos los sentidos.

Renata se ha propuesto pequeñas o grandes metas y las ha logrado. Manuel, solo ha sido, a partir, de ese momento, una comparsa, pero él no tiene un diseño para su vida. Solo vive la vida en función de Renata, ella, también lo ama y sufre sus diferencias.

Pero hoy, Manuel, no tiene ni ganas de ir al antro. Se encuentra deprimido, triste y sin rumbo, solo porque Renata, le pidió un tiempo, le hizo saber que ella necesita más emoción, más entusiasmo, más vida no solo de antro, también de manera intelectual y social.  Renata además en sus últimos días, se ha involucrado en una asociación de ayuda a otros. Manuel, solo piensa en el antro, en haber si pasa sus exámenes y en cómo poder no reprobar sus exámenes de la Universidad.

Es evidente que Renata maduró. Pareciera que así sin más ni más en la relación. Ella va al gimnasio, estudia otro idioma, se dedica a la sociedad en la que participó, vive su vida familiar, también le gusta ir al cine y estar con sus amigos, pero Manuel ha centrado su vida alrededor de Renata, de manera que, Renata tiene muchos intereses, y está viva,  Manuel es un satélite.

Por supuesto, que Renata le pidió un tiempo, y él, Manuel, está deprimido, sin proyecto, sin vida, sin ocupación porque su mundo se lo organizaba Renata .

Y hoy, Manuel, no quiere, ni ir de antro, porque ni eso, lo hace feliz, mientras ella se fue a un retiro para alimentar su alma. Queda claro, al parecer, ella maduro más rápido que él, y para eso, no hay remedio, solo asumir, que es necesario madurar, para estar al alcance de quienes amamos.

Gracias Manuel, Yo se que tu dolor es muy grande, pero también es importante, que reflexiones sobre tus acciones e intereses porque Renata se está construyendo su propia vida y tu qué quieres hacer con la tuya?

Mi misión es la calidad de vida emocional, te invito a que ingrese a Cecreto y te enteres de todos los aspectos que se presentan en una relación de pareja.
Contamos con material electrónico de interés y te suscribes al boletín recibirás de manera gratuita el material electrónico:
Los diez Mandamientos de la vida en pareja
Ana Giorgana