Ana Giorgana

miércoles, 20 de octubre de 2010

El valor de los amigos frente a las pérdidas...

Los amigos son un apoyo imprescindible en lo que se refiere a las rupturas, a las pérdidas, a los tropiezos. Sin embargo, ante situaciones desesperadas, los que considerábamos que eran nuestros amigos del alma no aparecen por ningún lado.
De pronto se esfuman, ya no están, se han ido. Cuando existe una ruptura, por ejemplo, en una relación de pareja, generalmente, algunos amigos se hacen presentes, otros brillan por su ausencia, no están disponibles o simplemente no los encontramos por ningún lado.
Así somos, así nos comportamos. Tal vez, esos amigos, fueron compañero de viaje en nuestra vida de pareja y no volverán nunca más. Quizá aparecerán en nuestras vidas pero hemos estado muy lastimados para darles de nueva entrada en nuestra existencia.
Los ciclos de la vida amorosa se comportan así, ellos, los amigos, pertenecen a una etapa, quizá importante, de nuestra vida en pareja, pero como esa vida se acabó, tal vez, no sabremos de ellos nunca más.
La vida es una experiencia individual y los amigos están para compartir, para gozar, para sentir su solidaridad, pero evidentemente ellos tienen sus vidas, y no podemos pretender que vivan nuestro proceso.
Nos resentimos y por momentos nos disgustamos. Ellos están ahí cuando hablemos, y si no, quizá solo fueron compañeros de ocasión, pero no nuestros amigos.
Finalmente con ellos o sin ellos tenemos que dar para adelante en nuestra circunstancia de vida.
Yo creo que las personas aparecen en nuestras vidas para disfrutar esos momentos, pero si no están, si no se hacen presentes, si no muestran interés, seguramente, nos quieren, pero tal vez, están esperando también, que nosotros demos el primer paso a la apertura.
No confundamos el respeto de los amigos a nuestro proceso, pero tampoco impongamos nuestra presencia con ellos, quienes están, están, y quienes no, no hay manera de solucionarlo.
Lo mismo sucede con las parejas: a fuerza ni los zapatos entran.
" Cuando no te quieren pues no te quieren"
" Cuando la pareja ha decidido abandonar la relación por las razones que sean habrá que asumirlo"
" Cuando el amor se acabó, se acabó"
Difícil sí, pero imposible tampoco...
Cómo decía una chica en el último curso que impartí: " Yo no puedo llorar por otros, lo que no soy capaz de llorar por mi". Sabias palabras.

Cómo Enfrentar las pérdidas un camino hacia la libertad emocional
La única persona responsable de tu vida eres tu mismo, y si en el camino tienes amigos que te acompañen, de verdad siente lo afortunado que eres.
En Cecreto
contamos con todos los elementos para la calidad de vida emocional.

Nuestra misión es la calidad de vida emocional y su impacto en la vida social.
Gracias por leerme.
Ana Giorgana